Crecemos en un mundo que nos "exige" vivir al límite y sin tiempo. Cuando nos olvidamos de nosotros mismos empezamos a enfermar y a sentir que nuestra vida no nos pertenece. Una buena solución es comprar solo materias primas y volver a dedicar a la cocina el tiempo que se merece. Si preparas tu propia comida, siempre sabrás de qué te estás alimentando.

cocina saludable